Sugerencias para una buena Tabla de Quesos

En general se toma una base de cinco quesos: 2 duros, 2 semiblandos y uno blando, a los que pueden agregarse toques diferentes. Por ejemplo, alguna pastita de queso.Para prepararlos se recomienda quitarles la cáscara, salvo excepciones como el brie y el camembert, en los que se come todo. Es importante la forma de cortarlos, para que no pierdan su forma, presencia o sabor. Por ejemplo, si se trata de un gruyer, que se vean los agujeritos; si es un roquefort o queso azul, que no pierda la veta.

Esta es una posible tabla de quesos y su respectiva forma de cortarlos:
* Queso banquete de Tandil: muy rico y en forma de barra. Se corta en lonjas de medio centímetro, que a su vez se dividen a la mitad.
* Fontina picante: de pasta firme, ideal para acompañar con vinos recios. Se corta en trozos triangulares.
* Gruyere: se corta igual que el anterior.
* Parmesano: (si es al aceto, ya viene condimentado con aceto balsámico de Módena). Se tasca, es decir se desgrana.
* Mozzarella trenzada: se la puede combinar con tomatitos secos y rociar con el aceite de la preparación. Otra opción es servirla en tabla aparte. Se corta en fetas

Hay otros quesos que se pueden agregar o combinar, según el gusto de los comensales:
* Roquefort, se tasca.
* Queso de oveja, en lonjas.
* Queso de cabra, en lonjas.
* Quesos de moho (camembert, brie). Con cáscara y cortado en triangulitos.

¿Cómo servirlos?
Colocarlos en forma de abanico, en una tabla de madera, respetando el orden: de suaves a picantes, y de blandos a duros. Este es el orden ideal para saborearlos también: es decir primero las pastas suaves, los blandos y luego los más fuertes y los duros. En pequeños recipientes se pueden colocar aderezos para los quesos, tales como mostaza con pimienta negra en grano, ideal para el gruyer o una vinagreta de aceite de oliva y hierbas para la fontina o el queso de oveja. También es bueno acompañar la tabla de quesos con frutas frescas (uva, pera, duraznos, damascos, kiwi) que se llevan perfectos con el brie y el roquefort y frutas secas (almendras, nueces, pistachos, castañas), excelentes con el brie o el gruyere.
Para beber, el maridaje perfecto es un vino tinto (Cabernet Sauvignon, Malbec, Syrah o Pinot Noir), pero también es viable un romance de picada con cerveza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>